Ir al comienzo de página

I.E.S. Séneca Consejería de Educación  
Usuarios registrados  

Historia del I.E.S. Séneca

Sábado 15 de noviembre de 2008

LA INSTITUCIÓN

Si alguien preguntara en Córdoba cuál es el Instituto de Enseñanza Secundaria más antiguo de la capital, sin duda respondería que es el I.E.S. “Góngora”. Pero si de nuevo se le interpelara al posible viandante de ya una determinada edad a dónde se tendría que dirigir para que se le extendiera una certificación académica de los estudios de Bachillerato, seguramente contestaría que al I.E.S. “Séneca”. Este planteamiento tan sencillo, como real, nos conduce a otro de mayor calado y alcance: El Instituto “Séneca”, como Institución, es el heredero y depositario del antiguo Colegio de la Asunción, fundado por Pedro López de Alba, médico de Carlos V, a requerimiento de san Juan de Ávila, como prueba la documentación custodiada en los archivos del Centro.

JPEG - 23.5 KB
Pergamino manuscrito del año 1578, sobre la fundación del Real Colegio de Nuestra Señora de la Asunción.

Según noticias allegadas del profesor José María Rey, el Colegio de la Asunción funcionaba ya desde 1569, aunque fue erigido el 15 de agosto de 1577 por bula del papa Gregorio XIII. Al decir de algunas de sus estipulaciones, el fin de su fundación fue la de acoger a los estudiantes pobres que pensaban dedicarse al sacerdocio, por lo que en 1584 es declarado “Seminario”, concediéndole inmunidad civil y exención de la jurisdicción ordinaria. Poco después, el colegio pasó a manos de los jesuitas de la ciudad, que lo regentaron espiritual, académica y económicamente, pero los estudiantes recibían las clases en el colegio de Santa Catalina o Colegio de la Compañía. Tras la expulsión de los jesuitas de España, en 1767, el Colegio de la Asunción pasó a depender del Patronato Real, denominándose desde entonces Real Colegio Seminario de Teólogos de Nuestra Señora de la Asunción de Córdoba. Antes de llegar a ser Instituto Provincial de Enseñanza, cosa que ocurrirá en 1847, fue Colegio de Humanidades, como antecedente inmediato de los actuales Institutos de Bachillerato (1826). Y, en nuestro caso, por una Real Orden de Isabel II, el 29 de abril de 1847 (aunque fue en 1845 cuando el Centro adquirió la categoría de Instituto) se determina situar en el Real Colegio de la Asunción el Instituto Provincial de Córdoba, conforme a la disposición de 1836, en la que se organizan como Institutos Provinciales con carácter de elementales o superiores, dependiendo de su carácter, las anteriores Escuelas de Latinidad y Colegios de Humanidades. En 1887 el Instituto deja de ser Instituto Provincial y pasa a ser Nacional con las dotaciones y retribuciones con cargo a los presupuestos del Estado. En 1905 pasó a denominarse General y Técnico.

JPEG - 30.5 KB
Reglamento del Real Colegio de Nuestra Señora de la Asunción

Con la llegada de la República, en 1931, accede a la Dirección del Instituto y Colegio don Antonio Jaén Morente, catedrático de Historia. Tras la Guerra Civil, bajo la Dirección de don Perfecto García Conejero, se publica una Orden de 26 de junio de 1940 donde se indica que el Colegio se subordine al Instituto. Muchos años después, en los 60, llega a ser Director del Instituto don Rogelio Fortea, catedrático de Latín. Es sobre este profesor sobre el que pesa toda la responsabilidad de la historia contemporánea de nuestro Instituto. De este modo, por un Decreto de 12 de abril de 1962 (por un error de imprenta allí figura la fecha de 1968), se establece la creación de un Instituto femenino, indicando que “el actual Instituto mixto de Córdoba quedará transformado en Instituto masculino” (Boletín-Gaceta 5 mayo 1962, nº 108).

Como en tiempos de don Perfecto García Conejero el Estado había comprado 38.000 metros cuadrados en los Jardines y Huerta del Alcázar de los Califas, para Campos de Deportes, estos se truecan por otros situados cerca del río (los que ahora nos sostienen), y se levanta de nueva planta un edificio para Instituto. Don Rogelio Fortea tiene opción para decidir y resuelve trasladar el Instituto masculino (el antiguo) a este edificio, por disponer terrenos para campos de deportes, y se trae todo el material, biblioteca, laboratorios y la documentación de todos los años de su existencia. Se inaugura el nuevo edificio, según consta en el Libro de Actas del Claustro del Centro, el día 23 de mayo de 1966. Queda, pues, el viejo edificio como Instituto de nueva creación, el femenino, que “deberá iniciar sus actividades en el año académico 1962-63” (Boletín-Gaceta 5 mayo 1962, nº 108). En el curso 1977-78 el Instituto masculino pasará, al igual que el nuevo femenino, a ser “mixto”.

JPEG - 52.6 KB
Entrada principal del edificio actual del I.E.S. “Séneca”

Con la creación en los pueblos de Córdoba de los Institutos Laborales, luego suprimidos y reconvertidos en Institutos de Bachillerato, hacen que la necesidad del internado languidezca y desaparezca, por falta de rentabilidad. Así, en 1976 termina la historia viva del Colegio de la Asunción, después de algo más de 400 años de historia. Sus locales son transferidos a la nueva Universidad de Córdoba, actualmente Rectorado de la misma.

Por tanto, según la documentación manejada, la historia de la enseñanza en Córdoba se la reparten de algún modo tres entes docentes, pero el nervio de la historia, sus raíces, la documentación, los libros, el tesoro, etc., como testimonio del tiempo y la continuidad, están en el actual Instituto de Enseñanza Secundaria “Séneca”. En definitiva, este Instituto se convierte en la institución heredera del patrimonio del Colegio de la Asunción.

EL NOMBRE

Son varios los documentos que prueban que el Instituto fue denominado “Séneca” desde muy antiguo, si bien esto no se hace oficial sino bastantes años después. Así, en el Acta de la Junta Ordinaria del 12 de noviembre de 1930 se dice textualmente: “En la ciudad de Córdoba, a las cuatro y media de la tarde, del día 12 de Noviembre de 1930, se reunieron en la sala de profesores del Instituto Nacional de 2ª Enseñanza o Liceo Séneca de esta Capital...” (Libro de actas, fol. 23). Igualmente, en el Acta de la Junta Ordinaria del día 30 de agosto de 1931 se refleja: “En la ciudad de Córdoba a las once y media de la mañana... Instituto Nacional de Segunda Enseñanza de esta capital o Liceo Séneca...” (Libro de actas, fol. 43). Pero es en el Acta de reunión de Claustro del día 27 de abril de 1962 donde se dice literalmente: “Por el Sr. Director se indica la conveniencia de proponer nombre para el Instituto y que anteriormente ya tuvo, el de “Lucio Anneo Séneca”. (Libro de actas, fol. 79). En consecuencia, el Instituto Nacional de Enseñanza Media “Femenino Góngora” es el de nueva creación, y que quedó en el viejo edificio, mientras que el heredero del Colegio de la Asunción es el llamado “Séneca”, cuyo nombre se remonta, al menos, a los años 30.