Ir al comienzo de página

I.E.S. Séneca Consejería de Educación  
Usuarios registrados  

San Cristobal de Cea - Gouxa

Etapa dos

Domingo 21 de marzo de 2010

Fotografias

20 DE MARZO. CEA-OSEIRA

Cronica de D. José Garia Romero

La suerte se marca en bastos. Pésimo pronóstico del tiempo meteorológico. Negros nubarrones y tormentas que sobrecogen. No sorprenden a la directiva, ya curtida en esta ruta y muy consciente de la obviedad de la lluvia en Galicia, máxime si estamos en las puertas que mañana mismo dan apertura a la primavera.

Como los caminos se suponen embarrados por las precipitaciones nocturnas, se opta por una marcha corta y sencilla, por la carretera, hacia Oseira. A diez kilómetros de Cea, se impone una mole inmensa que lleva por nombre monasterio abacial de Santa María la Real de Oseira, conocido como “El Escorial gallego”. No pecan de largos los lugareños. La primera fundación del Císter en la Galicia del siglo XIII conserva basílica con girola en el ábside que, hete aquí, sorprende a un cordobés por la representación escultórica de la mismísima patrona desconocida de nuestra ciudad de origen, Santa Victoria. Tres claustros, refectorio, sala capitular, biblioteca, botica, una escalera monumental, dos fachadas, una herreriana y otra barroca, en fin, licor de hierbas, pastas y recuerdos, otro más para una impresión en mentes aviesas de conocer que alternan su pubertad o adolescencia con el deporte de la marcha, la camaradería y la nostalgia que supone la distancia de sus familias.

Cronica de Gema Rodas Cuevas
2º ESO B

Segundo día (20-03-2010).-

Despertamos, como no, con la lluvia como acompañante. Al poco nos informan de que la ruta inicial debía ser modificada debido al lodo existente en el campo, también teníamos otro primicia: debíamos pasar una segunda noche en el primer polideportivo, ya que en el que teníamos planeado dormir se estaba celebrando un campeonato de Moto Cross, por lo que no recogimos el equipaje y después de desayunar nos encaminamos por carretera donde solo anduvimos unos 9km. hasta Oseira.

Volvimos al polideportivo en autobús, a bien temprana hora, ya que la ruta solo nos ocupó la mañana.

Hoy estamos menos exhaustos; tanto es así que ensayamos nuestro baile principal. Creo, y estoy segura de que muchas personas estarán de acuerdo conmigo, que después de estas segundas jornadas aguantando con buen ánimo y valentía, podemos considerarnos unos auténticos peregrinos del Camino de Santiago.