Ir al comienzo de página

I.E.S. Séneca Consejería de Educación  
Usuarios registrados  

Silleda - Ponte Ulla

Etapa cinco

Jueves 25 de marzo de 2010

Fotografias 1

Fotografias 2

5º etapa:

Crónica del profesor D. Rafael Lucena

Segundo día en Silleda. Pabellón vetusto y algo anticuado. El Sr. Alcalde nos recibió con exquisita amabilidad, nos ha ayudado durante estos dos maravillosos días y, al final, nos muestra su gratitud por la corrección de nuestros alumnos y disponibilidad de los señores profesores.

Con las luces del día el peregrino se dispone a levantar sus doloridos huesos a los que, a veces, suele confundir con el suelo. En sus ojos aún se notan las huellas de una noche, a la que quizás, le falte alguna que otra hora de sueño. Con el caminar cansino se dirige a reponer fuerzas con las viandas ya rutinarias.

En el campo de fútbol, verde artificial pero muy cómodo, son las diez de la mañana, realizamos los ejercicios físicos adecuados para superar esta etapa. También ensayamos el baile que ofreceremos al apostol Santiago en la Plaza do Obradoiro.

Me encuentro en uno de os laterales y quedo embargado, como siempre, por estos queridos alumnos de nuestro querido instituto. Su ritmo, su armonía, su soltura, su orden, su alegría, sus sonrisas… expresan esa juventud sana que llevan dentro. Tenemos unos alumnos que son modélicos. Son jóvenes y, como tales, se muestran en las primeras horas que hemos de dedicar al descanso nocturno.

A veces, ruidosos y “poco obedientes” a las indicaciones que les hacemos los profesores de guardia. Es lógico.

Después de la Primera Ruta a Santiago, después de la Ruta Séneca- Quijote, y después de estos cuatro extraordinarios días, queridos padres, nos seguimos emocionando al ver a estos chicos. Son muy distintos como individuos, pero una maravilla como conjunto. ¡Qué espectáculo es verlos ocupar el pabellón deportivo! ¡ Qué satisfacción experimentamos cuando os abandonamos y dejamos tan limpio y ordenado como lo encontramos! Son dos momentos dignos de ser observados.

El día es luminoso. La temperatura y humedad, las apropiadas para caminar. Una hilera multicolor se desplaza por las calles de la ciudad y se pierde por entre los bosques de robles, hayas, matorrales…
El día avanza y “El Séneca” disfruta de estos parajes idílicos. No vamos muy rápido. La armonía es total.
Al caer la tarde nos encontramos
en el nuevo reciento deportivo. Es mucho más moderno y actual. Las autoridades del pueblo nos reciben con la misma cordialidad de días anteriores. De nuevo el bullicio frenético y juvenil para inspeccionar las nuevas instalaciones. Nos duchamos, nos relajamos y nos disponemos para cenar. Esperemos que los profesores de guardia puedan descansar algo para afrontar la sexta y última etapa larga que nos queda.

Don José sabrá como hacerlo.

Un saludo D. Rafael Lucena

Crónica de los alumnos de 1º de ESO A

Celia del Toro Tornero

Pablo Castillo Benedit

Javier Casrillo Benedit

Los primeros días, la lluvia nos ha estado acompañando pero ya han pasado. Al principio nos cansábamos muy fácilmente, y estábamos bastante desanimados, pero ya hemos recuperado el ánimo gracias a tener como objetivo llegar a Santiago.

Hoy la etapa ha sido dura, por una parte, y agradable por otra. Dura porque era más larga que las etapas anteriores, y además por el terreno húmedo y fangoso. Al principio en uno de los descansos, nos encontramos a dos ancianos, que, a pesar de su edad, ¡¡ también hacían el camino!!. Uno de ellos nos contó un chiste que la mayoría de los alumnos no pudimos entender bien como consecuencia de su acento gallego.

Nos distraemos gracias a las canciones y otras ocurrencias.

Luego nos paramos en un sendero y Don Antonio nos pidió que nos asiéramos cada uno a un árbol. Hicimos una serie de ejercicios para relajarnos y eliminar las impurezas del alma.

Estos días, la comida ha dado un gran paso a la delicia, y hay alimentos más ricos. Por ejemplo, en el almuerzo los bocadillos han tenido un gran éxito, la merienda sigue igual de perfecta que el desayuno.

Todos valoramos el gran esfuerzo que realiza el Instituto Séneca y nos sentimos orgullosos de ello.

Esperamos que las etapas que quedan sean igual de hermosas y divertidas.